Un baño diferente: El cubo anticólico

FotoSketcher - banera-anticolicos-tummy-tub[1]

En nuestra cultura la rutina del baño de los recién nacidos suele ser un ritual realizado todas las tardes para relajar a los bebés. Existe una nueva bañera con la que relajar a nuestros hijos y se trata del cubo que calma a los bebés. Es una bañera en forma de cubo.

Esta forma de bañar a los bebés no sólo te resultará más cómoda sino que tu bebé se sentirá mucho más tranquilo. La posición adopata dentro del cubo es similar a la que el bebé tenía dentro del vientre materno (posición fetal) y sólo debemos introducirlo hasta que el agua cubra sus hombros y mantener su cabecita fuera del agua.

¿Qué ventajas tiene el baño en el cubo?

Una de las principales ventajas y por lo que más utilizan las madres esta nueva forma de baño es por la disminución considerable del cólico del lactante. El motivo de esto no es más que la posición fetal que adopta el bebé en el cubo, que ayuda a descomprir su barriguita y relajarse recordando su vida en el útero materno.

Otra de las ventajas es que el agua se mantiene más tiempo caliente y el bebé puede disfrutar más tiempo de su baño sin enfriarse. Además de la seguridad que siente al tocar las pareder el cubo continuamente tanto con sus bracitos como con sus pies.

Otra de las ventajas es que puedes usarlo hasta que el bebé pese 8 Kg.

¿Cómo se utiliza el cubo?

El primer paso es llenar el cubo con agua templada hasta la marca del cubo, aunque parezca poca cantidad, debes tener encuenta que al meter a tu bebé el nivel del agua subirá hasta sus hombros. Una vez tengamos el cubo lleno, cogeremos al bebé por las axilas introduciéndolo poco a poco en el agua hasta aguantarlo por la cabeza con tus dedos desde la barbilla.

Intenta colocarle las piernas de forma cómoda con los pies contra la pared. Sujetaremos con una mano su cabeza y con la otra lo enjabonaremos.

Esta nueva forma de baño es recomendada tanto por profesioanles para aliviar los tan conocidos cólicos del lactante. Ademas no ocupa nada de sitio y luego lo puedes utilizar para guardar ropita o juegues del bebé.

Así que ya sabemos como podemos hacer del baño un momento relajante, agradable y lleno de recuerdos a nuestro bebé.

No hay comentarios

Leave a Reply

Translate »