Beneficios de la Educación Maternal en el Agua

La realización de actividad física moderada de manera constante mejora nuestra salud y calidad de vida. Según la OMS para cualquier adulto, y por tanto para cualquier mujer, la actividad física es un factor determinante del equilibrio energético y del control del peso con propiedades para la salud como la reducción de la tensión arterial, la mejora en el nivel de colesterol y el control de la hiperglucemia, sobre todo en personas con exceso de masa.
El ejercicio físico es saludable y beneficioso en todas las etapas de la vida, y en el caso del embarazo no solo es beneficioso para la madre sino también para el feto.
El agua es el medio ideal para que la mujer en estado de gestación se mueva. La capacidad de flotación e ingravidez que proporciona el líquido favorecen la libertad de movimientos, de forma que la gestante puede adoptar posturas incómodas e imposibles de realizar en tierra firme. La presión del agua reduce el riesgo de lesiones tanto en la madre como en el bebé por traumatismos o movimientos bruscos, ya que impide sobrepasar los límites.
La realización de ejercicios como la natación de manera regular proporciona a la embarazada una mejor condición física general mejorando la función física cardiovascular y muscular, evita el aumento excesivo de masa, mejora la tensión arterial y protege frente a la diabetes gestacional.
La natación permite que el peso de la mujer embarazada no se note tanto, gracias a la sensación de ingravidez que proporciona el agua. Algunas mujeres aseguran que la natación también les ayuda a aliviar las náuseas en el embarazo, a aumentar sus niveles de energía y a dormir mejor.
El agua tiene efectos relajantes, tanto psicológica como físicamente. Además la columna y las articulaciones se distienden y se alivia el peso adicional que sufren fuera del agua.
La realización del método Acondicionamiento Integral y Pélvico en el Agua (AIPAP) durante el embarazo supone un índice de partos eutócicos del 98%, es decir, partos en los que no se identifican alteraciones en su transcurso. El buen dato en relación con la consecución de un parto normal, tanto para la madre como para el bebé, es “muy superior al 80% que promulga la OMS”, advierten matronas de Quirón Campo de Gibraltar.

Hospital Quirón Campo de Gibraltar ha introducido en sus clases de Educación Maternal el método AIPAP por su relevancia como programa de ejercicios en el agua que trabaja todos los músculos, ligamentos y tendones que intervienen en los movimientos y posturas que facilitan el parto. Un buen programa de ejercicios durante el embarazo sobre toda la musculatura, estructura ósea, articular y ligamentosa, mejora la movilidad pélvica y por tanto la dinámica del parto.

Las futuras mamás, a través de las cuatro sesiones (aeróbica, de fuerza-resistencia, de elasticidad y respiratoria) en que se divide el método de preparación al parto en el agua, “mejoran las capacidades metabólicas y cardiopulmonares a la vez de su estado físico y mental”. Por otro lado, “reducen el riesgo de padecer diabetes gestacional o de ganar peso a la vez que evitan el dolor y pesadez de espalda, lumbares o piernas”, sentencia.

La sesión aeróbica mejora la resistencia al esfuerzo del parto y aumenta el flujo sanguíneo ligamentoso, tendinoso y muscular. La sesión de fuerza aumenta la fuerza de la musculatura que interviene en el parto, así como de las poleas pélvicas y mejoran la musculatura de la cintura abdominal. Por otro lado, la sesión de elasticidad mejora la elasticidad de los ligamentos y músculos que intervienen en el parto y la flexibilidad de las articulaciones relacionadas con los diámetros pélvicos, mientras que la sesión respiratoria va dirigida a mejora la capacidad respiratoria y adapta los ritmos respiratorios a los distintos momentos del parto concluye la matrona. Estas cuatro sesiones se realizan a lo largo de una hora de duración en la piscina Body Factory de Algeciras.

No hay comentarios

Leave a Reply

Translate »